28.8.07

Un día de semana más

Mantenerse despierto es una lucha difícil, más en días hermosos en que solo tengo un cigarro medio molido y una melodía en la cabeza. No es muy sano vivir encerrado, pero no tengo nada mejor que hacer. A veces salgo a darme una vuelta, pero durante la semana no es más que un largo monologo. Al final llego a la casa, me sirvo un te y me pongo a leer. O a buscar a alguien con quien conversar en msn. He enviado currículum a medio universo, y nada aun. Y realmente quizás ni quiera trabajar, pero es para no sentirme inútil y ahorrar un poco para después. Para ese futuro incierto.

-
Era de noche, recién volvía a casa
de una tarde solitaria en aquella ciudad.
Ya me acostumbraba a esas largas caminatas,
solo con mis audifonos y una cajetilla.
Toda la tarde paseaba por la playa
y soñaba ver un barco zarpar.
Pero ese día había sido igual que otros,
y se había acabado con el ultimo cigarro.
Mañana iré de nuevo, a menos que llueva.
Quizás por fin ese barco pueda zarpar.
-
¡Ya van 2 arbolitos grandes!
http://feadim.un-clic-por-el-bosque.com/

1 comentario:

Pilar dijo...

Seba! Qué onda, tan desaparecido...da alguna señal de vida, ok?