13.8.07

Una paz casi criminal, es cosa de mirar alrededor y ver como todo cambia y uno con ello. Como brillan los reflejos en la ventana y por fin en esos reflejos solo se ve uno. El aire se llena de sonidos monotonos y catatonicos, como un perfume musical. Un estado meditativo mesmerico y sublime en el cual el ayer y el hoy se confunden creando una imagen surrealista del futuro. Y en el se ven planes y planes sobre los planes en futuros posibles.
En algo tenia razon, al final solo quedan los amigos, y lo curioso es que reencontre viejos amigos e hice nuevos amigos como nunca lo crei. Jo, el futuro se ve bien. Gracias a todos.
Ad Aeternum

No hay comentarios.: