16.10.07

Argumento Perdido


Quemamos incienso en copas vacías
intentando en vano buscar respuestas
a las divinas palabras del dulce vino.
Intentamos borrachos oír el viento
desesperados por tener nuestro propio eco
y ver en que lugar estamos parados.
Vendemos nuestras almas por poder
con el cual comprar nuestro perdón.

Perdimos la fe con la primera botella
y gesticulamos contra Dios con la segunda.
Lloramos por haber perdido el paraíso
por saciar nuestra sed de sabiduría y vino.
Ya no hay vuelta atrás y solo queda Olvido
otorgado por nuestros vanos intentos
de escuchar el viento susurrando
mientras quemamos borrachos dulce incienso.

No hay comentarios.: