7.5.09

Brebaje


Tomo un trago, sea para olvidar
sea para recordar otro momento
como agujas que atraviesan
el firmamento sin olvido.
No puedo recordar como era
ese sabor del que era puro,
y quizás lejos al fin iría
si solo pudiera olvidarlo
sin tener que tener que odiar
el silencio que, cual abismo
se ensancha como trinchera
de guerra puta y sin amor.

Aun tengo ese sabor a tierra
y aun tengo quemaduras de odio,
tengo melodías de guitarras
y silencios de oleajes mundanos.
Todo esto se vuelve comida
para los gusanos que hacen de hielo
de mi trago fuerte cual tequila
dulce cual piscola
amarga cual decepción única
de no saber si llegara el olvido.
Se acaban las últimas reservas
del néctar que pudre mis ojos,
que prende fuego a mi garganta
y embota todos los recuerdos.

-
Imagen: Niklas Sundin @ Cabinfevermedia.com

No hay comentarios.: