25.10.09

Día gris en una ciudad gris


Simplemente odio que me digan que hacer o donde ir, prefiero mensajes más sutiles (por algo tiendo a ser un comprador compulsivo). No se si pueda soportar ser parte de una cadena de mando teniendo a alguien arriba mandándome. Libertad, tenemos poca y casi nadie la valora. Y cuando se pierde, nuestros ojos miran asustados los barrotes que los de nuestra propia especie nos brindan con falsas promesas de seguridad. Es curioso, no veo el matrimonio como una cárcel, pero si una miserable tarjeta de crédito, que te la venden como una promesa de libertad, de hacer hoy lo que no harás mañana ni pasado por estar pagando... te tienta a un falso Carpe Diem que pagaras durante eones de esclavitud... y lo peor es que seguramente habrás gastado ese único lapso de libertad en algo idiota...
Si, confieso que ultimamente he estado algo negativo (salvo en mis sueños de amor platónico), algo irritante, algo cansado y algo gris, pero creo que es el camino gris rumbo al Edén (o a que desaparezca producto del stress). Pero si quieres cruzar el río hay que mojarse, y mucho, pero al otro lado hay un gran sol que te secara :)

pd: son estos los momentos en que me pregunto "¿Porque crecí?", es ridículamente paradójico que cuando no tienes la edad para hacer cosas tienes el tiempo y la libertad de hacerlas, cuando tienes la edad para hacerlas, no tienes el tiempo ni la libertad...

No hay comentarios.: