16.8.11

Stardust

Me dan una lástima aquellos que se matan por oro y plata. ¿Por qué no se matan por hierro y plomo, por carne y carbono? No hay diferencias entre ellos, son polvo de estrellas. Todo es hidrógeno fusionado en estrellas hace miles de millones de años. El oro no es más que hidrógeno fusionado una y otra vez en una estrella que termino en una super nova. Nuestro sol, nuestro mundo, nuestra carne, nuestro oro, hierro y uranio, todo es polvo de estrellas. ¿Para que matarnos por polvo de estrellas? ¿Por qué odiarnos, si somos todos iguales, simple polvo de estrellas? Algún día, cuando el Universo se acabe, todo volverá a ser lo mismo, neutrones compactados infinitamente, simple polvo de estrella, allí no habrá diferencia entre siervos y señores, entre muertos y vivos, entre oro y plomo, simple polvo de estrellas. Ese es nuestro verdadero hogar y nuestro único futuro.

No hay comentarios.: