20.9.11

Mein Weg


Viajar es de esas pocas cosas que disfruto tanto acompañado como solo. En esos días en que no hallo inspiración para crear, en esos días que los dedos andan entumidos o la mente embotada, tomo las llaves y salgo. Puede ser la bicicleta (si Fabi, saldremos); pueden ser los humildes pies; puede ser tren, auto o avión; puede ser soñando despierto o yendo a comprar. Una vez despierta ese instinto es difícil parar, una vez parte le dices adiós a la inercia (y eso depende de ti). Aún espero alguien con quien hacer el viaje en tren, espero a otro más para cruzar por el Tronador, espero pronto volar al otro lado del oceano y los pies queman en su ocio.

Al inicio de cada primavera me pego con la misma canción de Blonde Redhead, al inicio de cada primavera las preguntas vuelven y los lugares son diferentes. No cambian las personas, solo el contexto.

-

Imagen sacada por Tiko el unico que viaja 2 noches para estar un día (fé de erratas, mi hermana tambien)

2 comentarios:

escargot dijo...

Ya po, sale su trekking en el verano? Viste las fotos del que hicimos con mis primos el enero pasado? Es factible oe!

Sebastian dijo...

desde hace un par de años que estoy caliente por cruzar por el Vuriloche (sur del Tronador). Apenas vuelva a la capitale me arreglare la rodilla para el verano, si aún me quedan vagaciones, venir a cruzarlo. El camino es la raja, parte de Ralún, se va al Cayetue de ahi pasa por el sur del campo Schirmer. Hay unas termas la raja y pasas a Argentina por el sur de los ventisqueros del Tronador.