22.9.11

Unsere Masken abnehmen

La honestidad puede ser tan brutal como un golpe de locura, como colgar recuerdos en una sala de torturas. Ya pasó el invierno, se van los frenos y comienzan los paseos. Tragos frescos y temblores en las manos, un cigarro y palabras de honestidad.

Estoy vencido porque el mundo me hizo así, no puedo cambiar solo queda disfrutar mientras se pueda. Gracias Fabiola (¡Y no me pidas tanto!).

-


Imagen de Magritte y publicidad X.

No hay comentarios.: