5.2.12

Widerstand


Hoy me bajo la wea y quise comprar la entrada para Within Temptation, cual no seria mi sorpresa al ver los precios: ¡¡¡30.000 Cancha!!! ¡¡¡28.000 Platea!!! Ni hablar de Palco. No se que les pasará a los productores, no puedes cobrar ese precio por una banda de metal, aunque conocida, no es de las bandas top (si bien es verdad que tiene fans en forma transversal) y menos aún en febrero donde hay pocos dando vuelta por Santiago. Como abusan de que los que fuimos fans en sus inicios hoy tengamos el poder económico para comprar entradas caras, pero se están yendo al extremo, somos el país donde más cuestan las entradas (el otro día sacábamos en cuenta que para ciertos conciertos es más barato irse a Buenos Aires, hotel y pasajes incluidos). Los productores tienen el mismo mal que las corporaciones de distribución, no comprenden el mercado y aplican sus modelos a la fuerza para ganar hoy pequeñas miserias y perdiendo futuros negocios rentables. Que lamentable, y como siempre soy consecuente con mis ideas y me niego a pagar esos precios, me perderé otro buen concierto (en todo caso, Ticketmaster se va del país, le fue mal dado que no aplico modelos de negocio decentes, ni tecnología para el robo que cobran).

-

Tiene su lado poético ver a esas antiguas naciones, que alguna vez se pavonearon como solteras ricachonas, hoy mendigar algunas monedas para sobrevivir.

No hay comentarios.: