31.3.12

Mi última copa de vino




Un bonito microcuento que escribió mi hermana hace unos años, tiene un aire parecido a los mios, cosa de sangre dirían:

 
Mi última copa de vino


El se paró, me dijo un par de palabras hirientes y se fue… yo seguí, inmóvil y con la cara empapada en lágrimas, tomando aquella botella de vino que con tantas ganas habíamos comprado para compartirlo en pareja…o por lo menos eso sentí yo en aquel momento.
Iba en la última copa y al fin logré comprender que debía dejarlo y desaparecer.
Mis errores eran graves, pero los de él peores.

No hay comentarios.: