16.3.12

Wie auch immer, das schmerzt




Me llamo Sebastian Felipe Schirmer Lecaros, soy hijo de Ronald Cristian Schirmer Prieto y Ximena Pilar Lecaros Galaz. Los padres de mi padre son Arnold Carlos Alfredo (como mil nombres más) Schirmer Bowers y Elena Prieto Parra, los de mi madre son Luis Lecaros Maldonado y Esterlinda Galaz Ordenes.


-

Me gustaría renunciar a mi inteligencia, en un mundo de estúpidos no sirve para nada, salvo angustiarte. Odio que todos esperen tanto de mi, me gustaría ser estúpido, cosa que cada pequeño éxito sea aplaudido por todos.

-

De esas cosas más allá del control
en el caos de nuestro segundo sol
que juega con nuestra infancia
despedazandonos con total indiferencia.
Omnipresente ojo, avizor infame
no hay lugar, refugio que se salve
Nuestros propias cadenas inflexibles
la carga del pecado de nuestra especie.

4 comentarios:

Seda-Kat dijo...

Deja de comer un año o más y tu CI puede bajar d 142 a 119 :D


Fuente: científicamente demostrado en mí. Pero si hasta 119 te parece demasiado puedes aumentar tu consumo de alcohol y porros, o en su defecto, dejar los carbohidratos para siempre ya que el cerebro se alimenta de glucosa como ya sabes, y se pondra en huelga ante semejante tortura.

Sebastian dijo...

Mmmm, primero que todo era en sentido figurado, segundo dejar de comer es estupido, y no creo que pueda aumentar mi ya alto consumo de toxicos.

Anónimo dijo...

¿Por qué tanta angustia oscura y dolorosa?
¿Acaso no te deja ver
la belleza interior que tienes
y lo tanto que tienes por compartir?
Si dejaras pasar, tan sólo un poco,
tu alegría escondida detrás de cuántos misteriosos muros, tal vez, tu inteligencia cambiará este, tú mundo.

Sebastian dijo...

Uff, comentarios de esa indole y anonimos hacen que me de vuelta la cabeza, esto de ser naturalmente curioso.