15.4.12

Ailleurs et Karma

Foto sacada por la Cote Téllez en mi parcela




Volver a la tierra que me hizo crecer, donde fue abonada mi semilla de un ser integral y regada con amigos incondicionales, amores pasionales y una familia extraña y unida, crecí para convertirme en el amasijo de contradicciones de que soy ahora. Ha sido una experiencia extraña, francamente decepcionante (como le confesé a mis más cercanos) puesto que esperaba algo más de esta tierra que me hizo crecer tanto en su tiempo. Quizás esa tierra (etapa) se ha agotado totalmente, incluso viendo a otros que han vuelto, si no estas listo puede dejarte muy mal. Aún así rescato momentos extremadamente agradables (a pesar de su cuota de amargura) puesto que he visto, interactuado y conversado mucho con aquellos que quiero. Voy ahora a Santiago a resolver las ultimas cosas de mi tesis, para de una vez por todas cerrar esa etapa que se ha extendido demasiado, coartandome los planes y sueños que atesoro hace rato. Tengo un dejo de pena por volver a un lugar que para mi esta quemado, pero también alegría por ver a mis cercanos que deje allá.
En definitiva, estoy en un limbo donde no me siento perteneciente ni a Puerto Varas ni a Santiago. Espero con ansía poder tomar ese avión lejos de este país, a buscar nuevas tierras abonadas para seguir creciendo. Así, algún día, volver a buscar la paz y el hogar que acá tengo, un hogar porque allí están los que quiero, aquellos de los que no me aburro, con quienes me siento cómodo (y ebrio muchas veces).

No hay comentarios.: