2.4.12

Ella



Ella cree que él estará allí siempre, como si las noches de invierno nunca fueran finitas, como si nunca se acabaran. ¿Le quiso? ¿Le amó?, se pregunta en las noches en que canciones viejas le recuerdan su sonrisa, como si aún lloviera afuera y el vapor de su aliento fuese humo de rituales adivinatorios. Nunca llevó el juego, nunca conversaron escuchando Björk, nunca se dijeron toda la verdad, nunca volvieron a mirar juntos a través de la misma cortina. Quizás aún le ame, quizás aún le quiera, después de todo nadie puede nunca saber cuanto duran las noches de invierno, ni los viajes, ni toda la vida.

No hay comentarios.: