28.10.12

Elecciones 2012



Hay que sacar algunas cosas en claro de estas elecciones.

1° La gente en general vota poco por la continuidad. Vota por cambiar, eso los mueve más a mover la raja y votar. ¿Por qué? Porque a la gente hay que conmoverla con una misión, una visión y un objetivo (igual que las empresas). Ya no vale sentarse a esperar que lo reconozcan por la trayectoria. Se demostró que la gente no vota por eso (con justa razón).

2° La gran abstención. Si omitimos los fiambres vigentes en los registros electorales (mesas llenas de gente muerta), hubo una gran abstención. ¿Por qué? Bueno, siempre las elecciones municipales tienen poca votación, porque en general  no hay un choque de ideas, no es un cambio de capitán, solo de grumete. A la gente lo conmueve poco (salvo que saque dividendos directos, como pavimentación y urbanización de una villa o cosas así). Pero antes de alarmarse hay que ver dos cosas: si un 40% aproximado de abstención se condice con otros países que aplican el mismo sistema y segundo si el número total de votos es igual, inferior o superior a las elecciones del 2008. Puede que vote la misma cantidad de gente, pero sea gente diferente (sospecho esto último).

3° Perdedores y ganadores. Definitivamente la centro-derecha perdió. ¿Por qué? Desde que asumió fue un desorden y dimes y diretes. Esto llevo a que a ojos del público pareciese un circo romano en que todos se sacaban los ojos entre si mientras la oposición se sentaba (sin saber capitalizar bien la cosa). El “empoderamiento de la gente” (odio ese neologismo), más bien la inclusión de ciertos grupos de gente con intereses puntuales, con un objetivo y visión, como por ejemplo sacar algunos alcaldes emblemáticos que llevaban años en el poder. No votaron por el otro candidato, votaron por sacar al que estaba. Así de simple. La gente se vuelve más participativa para conseguir cosas puntuales, quizás un primer paso para una democracia participativa y no representativa (dudo que la Fernández, la Tohá y Errázuriz sean mejores alcaldes objetivamente que los que salen) y donde la decisión parta de las bases.

4° El gobierno confió que les iría bien con el voto libre. Pero se sentó a esperar. No saben manejarse mediáticamente.

5° Muchos de los que gritaban a pleno pulmón voto voluntario, más democracia y esas basuras se quedó pasando la caña en vez de ir a votar. Mañana estarán gritando que el sistema no los representa y esas weas. Un voto nulo vale más que no votar.True Story.

2 comentarios:

Pilar F. dijo...

Lúcido tu comentario, súper de acuerdo. Permiso para difundir? :D

Sebastian dijo...

Obvio :D