27.11.12

L




No hay otra ley que la libertad
Ni otra patria que aquella del soñar.

Corre espada y pluma buscando el paraíso
De la última belleza rendida en el lecho.

No hay voz que describa el ser rey y señor
De su eterna riqueza, perdido en su amor.

 Libre de surcar el océano de sus ojos grises
Creando rituales arcanos quemando mi ultima hiel


-

¿Hasta que punto es verdad aquella realidad que creemos percibir? ¿Es el mundo acaso plano?
Como el viento y como el mar, mentiras y mesías.

No hay comentarios.: