14.9.13

Onirica


Perdidos se encuentran en la esquina. Ella vuelve la espalda y comienzan los cambios. Cuatro años, un segundo, una mirada al sol, que más da. Él ya no duerme más, sueña despierto con los hubiere.
-
Estos días he tenido muy extraños y simbólicos sueños. He soñado con invasiones alienígenas, con espíritus, con la compañía de la Paula, la Katz, la Cote y mi familia. He soñado con una hija, con  una montaña, con la muerte. He soñado que sueño, he soñado con personas que creo no conocer y lugares que creo no he visitado… aún. Quizás es porque he ido dejando los sedantes.

No hay comentarios.: