3.10.13

Silently


Silenciosamente el universo empieza a colapsar en el interior. La energía fluctúa, pulsa, viajando en el tiempo, convirtiéndose en arma de creación. Se extiende por el alma más oculta, llenado espacios que se vaciaron en noches de caos. Sinergia y exploración, nuevos días nacen, hay que sentir su calor. Armonía del blanco y el negro, crecientes murmullos de vida y de horizontes. La lluvia riega las raíces, el sol nutre nuevas semillas, nuevos corazones. El mundo no es el mismo, el alma no es la misma, las palabras se convierten en aire caliente y cada tú se convierte en un yo, cada yo se convierte en un nosotros. No hay cuerpos nuevos, no hay sangre nueva, hay un completo universo nuevo. Palabras de noviembre se convierten en excusas olvidadas, la energía de diciembre se convierten en nuevas obras, almas de verano renacen en primavera. Armonía del blanco y el negro, confort de grises, palabras tuyas pasan a ser mías, palabras mías pasan a ser un último poema. Tu lejos, yo cerca, nosotros uno, ellos muchos tantos como estrellas, tantos como universos creamos con murmullos de vida y horizontes de miel. Tomar el pulso a un mundo de noches y días, mañana decir buenas noches cuando se abren los ojos por amor. Memoria de dios, nombres en polvo de estrellas, algunos llegan, otros se van, algunos quedan bailando en torno a luces y sombras de historias que serán. Silenciosamente el universo empieza a colapsar en el interior.

No hay comentarios.: